junio 28, 2016

Lucífero



                                                                                     
Dibujas con luz el contorno de un rostro
la oscuridad de un árbol,
el cielo a través de unas cortinas.

Tus pinceles son tus ojos,
vitrales veteados de tigre en asedio;
separas con tus manos la luz en haces
y nos muestras
                el mundo
a través de las lentes con que enfocas
la luz que te es propia     bajo el sol de tu memoria.

Nadie antes de ti supo ver
esa tristeza niña riendo entre las ramas,
esa libertad de abismo con la falda entre las piernas,
ni el claro silencio de las cosas       que duermen
cuando nadie las está mirando.

Entonces llegas tú con tus pinceles
    -espadas luminosas engastadas en jade-
y un solo instante de contemplación te basta 
para que venga el resto      como detrás de una enramada
y aparezcan los rostros en la cara de la gente,
esos que son tu propio rostro    triangulado en su crudeza
autorretrato sin montaje.

Y es que tú, que eres pura carne,
te has dibujado sin color, enmascarado;
justo tú, que eres pura luz,
has grabado en tu piel trazas de oscuridad
                como una rúbrica
y nos miras     desde la sombra      acechante.




                                                                                      Foto: Carlos R Salcedo
                                                                                      https://cardosani.wordpress.com/

junio 19, 2016

"Cuando la sustancia activa es la bondad"

"Harén de Nadie", un blog feminista muy grato y multívoco, me invitó a reflexionar  sobre el mansplaining; les dejo un extracto de mi texto y, por si lo quieren leer completo, el link:

"Dado que a través del mansplaining ellos nos callan, nos interrumpen, nos hacen menos y acaban por no dejarnos hablar, entonces hablamos entre nosotras. Pero resulta que ese mismo discurso también incluye “echarnos a pelear”: las que se dicen feministas contra las que sólo nos decimos mujeres; las “princesitas” contra las “marimachas”; las que nacieron con genitales femeninos contra las chicas transgénero; las que dicen “niños y niñas” y escriben “niñ@s” contra las que creen que esa diferenciación de género lingüístico sólo logra dividirnos y obligarnos a asumirnos una cosa o la otra, y así ad nauseam, como un bizarro espectáculo de lucha libre verbal, mientras los hombres se sientan cómodamente a ver cómo nos despellejamos unas a otras, encantados de no tener ni siquiera que abrir la boca: el mansplaining perfecto."

Link para Harén de Nadie:
https://harendenadie.wordpress.com/2016/06/19/cuando-la-sustancia-activa-es-la-bondad/

junio 03, 2016

3 de junio, 2016- A poem



#7 Poema a Lobacio, mi amigo imaginario


Silencio continuo

Pareciera que tus cartas trajeran tu voz;
pero, como quien ve un oasis de tanto escrutar
con los ojos secos el desierto,
así me engaño yo al leer en tus palabras
tu voz, tus manos, tu mirada.

Y sin embargo, entre carta y carta se me figura
que un tenso silencio se instala entre nosotros.
¿Cuál es el espejismo:
el silencio entre línea y línea,
o tu voz contenida, muda, en cada trazo?

No, corazón;
esto no es un urdimbre entretejido de música y ensueños,
no; esto no es otra cosa
sino un tenso silencio sostenido
que ni tropieza ni pausa ni aminora ni muda su tono,
como un zumbido maquínico,
como si al final de cada carta firmaras
con una doble barra invisible que me llevara de regreso
                cada vez
a leer desde el principio tu ausencia,
                cuidadosamente trazada letra a letra,
tu ausencia
también total
y también tristemente ininterrumpida.


La última página de este libro

Comencé este blog como un juego; uno que muy pronto se convirtió en uno cortazariano: mortalmente serio.             Me encantó esc...